post top

jueves, 14 de marzo de 2019

"LLEVO MI BANDERA A TRAVÉS DE LA CUMBIA"

Ayelén Beker es la primera cantante trans de cumbia santafesina. Y encontró en la movida tropical un espacio para manifestarse y reclamar por sus derechos. "Quiero demostrar que se puede luchar y conseguir lo que uno quiere", expresó, en conversación con Cumbia de la Pura.




Beker se crió en el sur de la ciudad de Rosario, en el barrio 25 de Mayo, junto a su mamá, Francisca, y sus hermanos. Y desde niña empezó a construir su género.  

"Me sentí siempre una mujer. A los 4 años empecé a manifestarme y mis familiares se dieron cuenta que no era como todos los nenes", observó. 

La transformación se hizo más profunda en la adolescencia, cuando hizo evidente su identidad.

"A los 15 empecé a hacer mi transición. Fue difícil, antes eran otros tiempos. Los padres eran más cerrados. Hoy no es tan tabú. Tengo una hermosa relación con mis familiares. Pero en su momento fue algo duro", confesó.


Ayelen Beker lucha con la música y levanta la bandera de la comunidad LGBT.


El cambio colocó a Beker en una situación de soledad.

"La transición me costó. Antes no había mucha información. Creía que me pasaba solo a mí. No sabía que había otras chicas trans o existía una comunidad LGBT (Ndr: Se refiere a la sigla que agrupa a Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, entre otras construcciones)", reveló.

Incluso tuvo que abandonar la escuela, debido a los enfrentamientos con sus compañeros de curso.  

"He sufrido violencia psicológica cuando estaba haciendo mi transición. De hecho, no terminé el secundario porque sufría mucho bullying. Eran muy violentos mis compañeros, muy agresivos. Me costó mucho superarlo", afirmó.

Con el correr de los años, Ayelén estudió comedia musical en la academia de teatro El Círculo.

"Siempre me gustó cantar; estudié y me capacité. Hice mucha comedia musical porque me costaba muchísimo cantarle a la gente, por culpa de la discriminación. Todo el tiempo estaba esperando que me aceptaran", contó.


"Cuando empecé a cantar sentí que no había nada más en el mundo que me lastime", declaró Ayelen Beker.


Hasta que un empresario de la zona sur del conurbano bonaerense realizó un casting para formar una banda tropical. Y Beker quedó seleccionada como vocalista del conjunto.

"Cuando empecé a cantar sentí que no había nada más en el mundo que me lastime. Y en la cumbia encontré un abrazo; la calidez que tiene la gente. Fue algo mágico", resaltó.

La banda salió al mercado con el nombre y apellido de la cantante. Y con covers como En la orilla de mi cama, de La Contra de Santa Fe, y Muero por tí, del estadounidense A.B. Quintanilla y su Kumbia All-Starz. Pero también con la canción Y todos me miran, compuesta por la mexicana Gloria Trevi, un himno LGBT.

Esto provocó que fuese invitada a actuar en la tercera edición de la Fiesta Nacional de la Cumbia Santafesina, realizada en noviembre del año pasado.

"Uno trabaja tanto y en media hora pasa todo tan rápido. Es hermoso", declaró.


Ayelén Beker canta  y reclama la aprobación del proyecto de Ley Diana Sacayán, por un cupo laboral trans en la administración pública y privada. Facebook.


Para Ayelén, el arte es una herramienta de lucha.

"A través de la cumbia, además de hacer lo que amo, llevo siempre mi bandera. Y exijo los derechos que tiene la población trans en el trabajo. A través de la música quiero demostrar que hay otras posibilidades y que se puede luchar y conseguir lo que uno quiere. Se puede soñar", enfatizó.

Beker se refiere al reclamo por la aprobación del proyecto de Ley Diana Sacayán, que ingresó al Congreso de la Nación en agosto de 2018. El mismo lleva el nombre de una activista trans que peleaba por la inclusión social en Argentina y que fue asesinada en 2015.

La norma establece que el 1 % de la planta de la administración pública nacional, sea empleada por travestis, transexuales, transgéneros y masculinidades trans.

"Es un cambio bastante grande y súper importante para nosotras. Muchas compañeras están capacitadas y por ser trans no les dan un trabajo. También exigimos que las empresas privadas tengan un 1 % de empleadas trans. Lamentablemente, al estar excluidas, las compañeras terminan trabajando en la prostitución. Muchas viven en la total marginalidad", explicó Ayelen.

"Somos parte de la sociedad. No estamos más excluidas", puntualizó.

La cantante cuenta con el apoyo de la Subsecretaría de Diversidad Sexual del Gobierno de la Ciudad de Rosario. Y trabaja todos los días en un comedor para chicos y chicas transgénero en situación de calle.


Ayelén Beker actuó en la tercera edición de la Fiesta Nacional de la Cumbia Santafesina y posó con la bandera de Cumbia de la Pura, un programa plural e inclusivo.


"Basta del machirulo que impone la heteronorma y el machismo que hay en la sociedad", disparó.

"Vivan felices. Hay que vivir por uno mismo. No por lo que piensen o el que dirán", aconsejó la cantante.

"Pido que nos abracemos, nos juntemos, seamos más fuertes. Un palo solo se puede quebrar, pero muchos juntos no", finalizó.

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en vivo en la tarde del sábado 20 de octubre de 2018.

3 comentarios:

Archivo del Blog