post top

lunes, 25 de marzo de 2019

"LA DECISIÓN DE QUE VUELVA ARIEL NO FUE UNÁNIME"

Raúl Ariel Rosales, más conocido como Richard, es el guitarrista de Ráfaga. Y reveló detalles sobre el regreso del vocalista Ariel Puchetta a la banda, luego de 15 años. "Tomamos la decisión de llamarlo y limar asperezas", confesó, en conversación con Cumbia de la Pura.




Puchetta se había alejado de la banda en 2003 para lanzarse como solista. Lo mismo habían hecho los músicos Sergio Aranda y Mauricio Juárez, quienes lanzaron sus propios discos.

Con el tiempo, los artistas se unieron y formaron La Otra Dimensión, un conjunto con el que trabajaron hasta 2017.  

Por su parte, Ráfaga, había incorporado a Rodrigo Tapari como cantante, para suplir a Puchetta. La apuesta fue un éxito: la nueva voz compuso la canción Una cerveza y se transformó en un hit.

Tapari fue la voz de Ráfaga durante 15 años, hasta que a fines de 2017 tomó la decisión de lanzarse como solista

Esta decisión llevó a Ráfaga a buscar a su primer vocalista, quien se incorporó de inmediato, acompañado por Juárez. No obstante, Aranda, decidió mantenerse con un proyecto propio. 

Con el regreso de Puchetta, la banda lanzó una gran campaña de prensa. Y realizó un show en el teatro Ópera, en el mes de mayo. 




En este contexto, Rosales fue entrevistado por Cumbia de la Pura. Y dejó un montón de frases categóricas.

"La salida de Rodrigo nos dejaba muy debilitados. Con él habíamos logrado volver a Viña del Mar y tener otro hit, como es Una cerveza. Nos hubiese gustado que aguantara un poquito más para hacerse solista. Pero respetamos su decisión".

"La decisión de que vuelva Ariel no fue unánime. Vimos los pro y los contra. Pero había pasado mucha agua debajo del puente y las heridas estaban cicatrizadas".

"Tomamos la decisión de llamarlo y limar asperezas. En la primera reunión no sabíamos como nos íbamos a sentir. Y a medida que fueron pasando los minutos, nos dimos cuenta que nos necesitábamos. Era como ese hermano que se va a la colimba (NdR: Servicio Militar Obligatorio), y cuando vuelve, uno se da cuenta que lo extrañó".

"Cuando Ariel era solista, quería que sacara un tema y se despegara del nombre de Ráfaga. Además, estaba Rodrigo con nosotros y quería que se sintiera bien. Entonces luchaba para eso, a capa y espada".

"Yo creo que a la gente le hubiese gustado que vuelva Sergio Aranda. Pero si no volvió, por algo habrá sido. No voy a entrar en detalles".

"Yo siempre digo que, entre los músicos, hay una especie de matrimonio. A veces te podes llevar bien con tu ex, pero eso no acredita que puedas volver a formar una pareja".

"Quizás, para que vuelva Sergio Aranda, tenga que seguir pasando agua debajo del puente".


Arriba: La formación de Ráfaga con la voz de Rodrigo Tapari. Abajo: El nuevo plantel, con los regresos de Ariel Puchetta y Mauricio Juárez. En ambos casos, Richard Rosales defendió "a capa y espada" a su vocalista, según declaró.


En otro aspecto, el guitarrista repasó su carrera artística. Y recordó su acercamiento a la música, en el barrio de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, donde se crió. 

"Somos una familia de 4 hermanos. Ellos hacían la secundaria en Valentín Alsina y la cumbia no llegaba ahí. Yo tomé la influencia de mis hermanos mayores. Ellos aportaron la cuota de rock and roll en mi sangre".

Fue en el sur de la provincia de Buenos Aires donde lo conoció a Mauro Piñeyro, actual manager y representante de Ráfaga.

"Nos conocimos porque se había formado una banda de cumbia y me vinieron a buscar. Yo tenía 16 años, era muy pichón. Fui a hinchar las bolas. Mi dieron un casette para sacar unos covers de Habana Combo. La prueba se hizo en el barrio de Mauro, cerca del Puente La Noria. Ahí sí se escuchaba mucha cumbia".

"Mauro tenía un grupo y se había quedado sin guitarrista. Teníamos la misma edad y su grupo estaba muy equipado".

"No era lucrativo. La verdad es que no había un mango. Lo tomábamos como una diversión, pero a la vez íbamos aprendiendo".


En medio del show de Ráfaga en el teatro Ópera, el guitarrista Richar Rosales realizó un solo de guitarra. Detrás, una pantalla emitió imágenes de sus comienzos en la música.


Además, Richard memoró la banda de rock que formó en 1995, junto a Piñeyro, titulada Alternativa. Y cómo se arreglaba para estudiar, trabajar y tocar la viola.  

"No había dinero para ir a un profesor. Sacaba los temas como podía. Y un día escuché la guitarra de Ritchie Blackmore, de Deep Purple. Me gustó mucho. Y pensamos en hacer un tributo a la banda. Esto le encantó a Mauro. Entonces, buscamos un cantante que mas o menos supiera inglés o le pegara a la fonética".

"Vivíamos en un país donde no había laburo. Yo creo que si hubiese tenido la posibilidad de poder estudiar y aguantarme la facultad con un trabajo, no hubiese sido músico. Yo lo había tomado como un hobby. Nunca pensé en ganarme la vida con la música".

"Yo soy técnico electromecánico. Y quería seguir la carrera de ingeniería eléctrica. Pero no pude solventarla. Terminé trabajando de peón de albañil. Con ese dinero me compré mi primer amplificador".


La portada de Soplando fuerte, el primer material de Ráfaga, lanzado en 1996. "Ya estaba grabado. Yo no participé", contó el guitarrista, Richard Rosales. 


Rosales, también, evocó su llegada a Ráfaga, en 1996. Ese año fue el lanzamiento del primer disco: Soplando fuerte. 

"Cuando Ariel Puchetta nos vino a buscar, porque hacían falta músicos, nos contó que Antonio Ríos y su tecladista, Marcos Bustamante, estaban armando un grupo. Y que él había quedado como cantante. Ya había un guitarrista, pero querían que fuese yo. Al principio, me negué. Pero a la tercera vez que me lo propuso, acepté".

"Fue duro porque venía tocando rock and roll y el público apreciaba todo: al cantante, el baterista, las destrezas del guitarrista. Y cuando pasé a la cumbia, no importaba lo que hacíamos los músicos. Sentía un poco de injusticia. No se apreciaba el arte de la música. Todo era un gran negocio y yo sufría. Me costó mucho aceptarlo".

"El primer disco de Ráfaga ya estaba grabado. Yo no participé".

"En cambio, cuando salió Sobrevolando América, el segundo material, Marcos Bustamante y Antonio Ríos me dejaron participar con mi guitarra. Por eso el cambio musical que hay entre un disco y el otro".

"El tema Dónde andarás no tenía guitarra. Marcos me dijo: "Esta es la intro. Fijate qué se te ocurre". Estábamos en el estudio. Y salió lo que está grabado". 


Otro momento en medio del show de Ráfaga en el teatro Ópera. Richard Rosales se divierte y canta junto a Ariel Puchetta, el vocalista que regresó.


Por último, Richard destacó los sucesos y hechos insólitos que vivió en sus 22 años con Ráfaga.

"Jamás pensé en salir de mi provincia. Y de repente estaba sentado arriba de un avión. Nunca imaginé que iba a volar".

"Uno de los primeros viajes fue a Miami. Jamás había pensado estar en Estados Unidos. Cuando volvimos, se me partió la cabeza. Me di cuenta de un montón de cosas. Viajar te hace ver en donde estás parado. El árbol no te deja ver el bosque. Y la gente, quizás, no tiene más proyecciones que en el entorno en el que vive. Cuando, en realidad, tiene un abanico de posibilidades".

"Después vino nuestro primer viaje a Europa. Llegamos a Islas Canarias, en España, y la gente nos conocía. Era increíble. Se acumuló gente en una tienda y la seguridad nos llevó a que firmáramos discos. No estaba preparado. Fue algo espontáneo". 

"En Rumania teníamos un traductor arriba del escenario. Sergio Aranda hablaba, esperaba, y el traductor se lo decía a la gente. El público explotaba como si fuéramos los Rolling Stones".

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en vivo en la tarde del viernes 3 de agosto de 2018.

2 comentarios:

  1. Recuerdo cuando era un pibe , me acuerdo cuando algunos lo teníamos de ídolo a Richard Rosales , por como toca la guitarra , y yo sigo escuchando aun con todos sus cambios , después si hubo problemas y lo solucionaron , yo como fan pienso seguirlo incondicionalmente.

    ResponderEliminar

Archivo del Blog