post top

martes, 25 de septiembre de 2018

DÍAS DE VINILO

Facundo Vera y Fernando Isaías son coleccionistas de discos de pasta sobre la movida tropical. Y animan fiestas con sus mejores piezas. Se hacen llamar DJ Facu Vera y DJ Sonido Parrandero, respectivamente. Juntos visitaron el estudio de Cumbia de la Pura y brindaron un set de antaño.




La historia de Vera comenzó en 2004, cuando encontró unos vinilos de cuarteto en su hogar.

"En casa había algunos discos de La Mona Jiménez, pero eran muy poquitos. No se escuchaban porque no teníamos bandejas", recordó. Sin embargo, pese a no poder oirlos, despertaron su curiosidad. 

Al poco tiempo, a través de un chat sonidero, se contactó con algunos Djs de México. Su intención era que le enviaran nuevo material. Ocurre que Vera es oriundo de Villa Hidalgo, en la zona norte del conurbano bonaerense, donde suena la cumbia colombiana y mexicana. 

En consecuencia, Facundo, quien tenía contacto con un productor de bailes, comenzó a utilizar a varios conjuntos musicales como nexo. Y de esta manera, bandas como Los Angeles Azules, La Sonora Tropicana, Simba Musical y El Combo Loco, entre otros, realizaron la encomienda durante sus giras por Argentina. 

Vera supo recopilar un montón de material. Aunque se fue desprendiendo de varios larga duración.

"Ahora tengo pocos. Me quedé con los mejores discos y los mejores amigos", observó.

Uno de ellos es Isaías, vecino de Grandbourg, quien se enamoró de los discos gracias a un consejo de su padre.

"Tenía 13 años cuando empecé a recorrer disquerías. Y mi viejo me dijo: "Vos podés comprar miles de cds, pero la posta está en los vinilos", evocó.



El ánimo de colección generó que un familiar de Fernando, que al mismo tiempo era amigo de Facundo, los pusiera en contacto. Y que comenzaran a escuchar juntos grupos insólitos

"Un primo de él vive a la vuelta de casa y le dijo: "Hay un loco que anda con la música". Y un día cayó con un cd de los Very Be Careful, que en ese tiempo estaba de moda y difícil de tener. Ahí empezamos a intercambiar música", contó Vera.

"Ahí nació una amistad que hasta el día de hoy está vigente. Pasamos buenas y malas, con y sin plata, con y sin vino. Somos los dos locos por los vinilos, cada uno con su estilo", afirmó Isaías.

Ambos Djs tienen orientaciones diferentes. Pero encuentran el equilibrio en cada selección.

"Cuando pasamos música juntos en una fiesta, se fusionan nuestros gustos. Facu tiene mucho conocimiento de la música santafesina y el cuarteto viejo. Y a mí me gustan más las orquestas y lo colombiano no tan vendible", detalló Isaías. "Aprendemos mucho mutuamente", reconoció.

"Lo que más me gusta es la guaracha santiagueña. Y la cumbia colombiana de La Sonora Dinamita", reveló Vera. 


Fernando Isaías (DJ Sonido Parrandero) y Facundo Vera (DJ Facu Vera) son amigos y coleccionistas de vinilo. "Nació una amistad que hasta el día de hoy está vigente", expresaron.


Según Isaías, "los discos están por ahí". "Quizás hace 10 años era mucho más fácil, porque no estaba ese boom de acopiar vinilos", opinó.

En referencia a sus gustos, expresó: "Me gusta hacer la diferencia con música de negros de la costa colombiana".

Además, confesó cual es el material que mas valora: "Uno de los tesoros más grandes que tengo es un disco de Alfredo Gutiérrez que contiene La muerte de Abel Antonio".

Y fue contundente con respecto a la calidad auditiva

"El sonido del vinilo no tiene comparación. Mas allá de todas las complicaciones que tiene un boliche: que sea un lugar que no vibre, que la mesa no traiga acople, que el buffer esté lejos. Pero el sonido que te trae al oido, mezclado con la bebida y las luces, es un cóctel que un mp3 no te lo va a dar", sentenció.

Para Facu Vera, la diferencia musical es indeclinable. "El formato mp3 es una nube que no ves. Mientras que el vinilo tiene alma".


Algunos de los discos especiales que DJ Sonido Parrandero y DJ Facu Vera trajeron al estudio de Cumbia de la Pura. El primer LP de La Nueva Luna (editado en Bolivia) y un compilado del colombiano Alfredo Gutiérrez.


Este disco de Los Palmeras fue editado en 1990 por la disquera Sony Music. Fue el aporte que realizó Lucho Rombolá, conductor de Cumbia de la Pura, al set en vivo en el programa.


La visita de DJ Facu Vera y DJ Sonido Parrandero, al estudio de Cumbia de la Pura, incluyó un set musical. Y la oportunidad de difundir discos especiales.

Como el primer Long Play de La Nueva Luna - Corazón de Madera (1995), lanzado en territorio boliviano.

"En Bolivia se fabricaron discos hasta 1998", comentó Facundo.

Otro ejemplo es el de Los Angeles Azules - Entrega de amor (1993), autografiado por la banda.

"Se lo mostré al Doc (NdR: Elías Mejía Avante, líder del conjunto), quien no podía creer que ese material haya salido editado en vinilo. Para él, solo había salido en cd para toda latinoamérica. En el único país que se editó fue en Bolivia", destacó. 


DJ Sonido Parrandero y DJ Facu Vera son amantes de los discos de pasta y los sonidos legendarios. Por eso posan con la bandera de Cumbia de la Pura y con Lucho Rombolá, conductor de un programa de antaño.


En diferente orden, los coleccionistas fueron pasando canciones de artistas legendarios de cumbia colombiana, como Andrés Landero, Los Corraleros de Majagual, El Trío Rubí y el argentino Chico Novarro.

Aunque también hubo tiempo para los vinilos de la movida tropical, como un LP de Malagata y el primer trabajo del Quinteto Imperial, editado en 1975.

Incluso, Lucho Rombolá, conductor del programa, realizó su aporte: un larga duración de Los Palmeras - Boquita Azucarada (1990), editado por Sony Music.

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista y el set musical fueron realizados en vivo en la tarde del sábado 30 de julio de 2016.

2 comentarios:

Archivo del Blog