post top

jueves, 4 de mayo de 2017

"EL PROBLEMA DE WALTER ROMERO ERA LA DEPRESIÓN"

Marcelo Arbillaga es un locutor y animador de la ciudad de Río Cuarto que conoció al cuartetero desde sus comienzos. Y reveló el principal conflicto del vocalista, que hace menos de un mes, acabó con su propia vida. "Tenía ataques de pánico", observó, en conversación con Cumbia de la Pura, a los pocos días de la tragedia.



Arbillaga se refiere al suceso que sacudió a la movida tropical: el suicidio de Walter Romero. El vocalista fue encontrado sin vida, en la noche del sábado 8 de abril. Se había ahorcado en el baño de su propio hogar, ubicado en el Barrio Fénix de la ciudad de Río Cuarto, provincia de Córdoba.

Unas horas antes había realizado un posteo en las redes sociales. El artista subió una selfie en la que aparece encapuchado, con sus dedos en símbolo de Fuck You hacia la cámara. Y una frase que anticipaba el final: "Dejar de respirar de una vez creo que sería lo mejor… Perdón mi señor Jesús, Cristo, Dios Padre: espero me sepan entender", publicó.


El posteo que Walter Romero realizó en las redes sociales, antes de acabar con su vida. "Espero me sepan entender", deslizó.


Al respecto, el locutor Arbillaga se animó a aventurarse en los motivos del suicidio. Y reveló que el conflicto venía de varios años atrás.

"Cuando Walter dejó Banda XXI ya empezaba a mostrar problemas de salud. Su problema de base era la depresión. Empezaba a cantar y en un momento se congelaba; tenía ataques de pánico. Esto dista mucho de la buena voluntad o el estado de ánimo. Era una enfermedad seria y grave", sentenció.

"Él era consciente de su condición y lo ha manifestado en las redes sociales. Yo tengo la sensación de que nadie lo pudo ayudar", opinó.

"Había tenido muchos intentos previos; dio muchas señales", apuntó.

"En estos últimos meses había tenido una pérdida muy grande: su madre. Esto de alguna manera marcó un hito. Me da la sensación de que fue demasiado", lamentó.


Una estampa del Walter Romero al que muchos conocieron en la ciudad de Río Cuarto. "Un tipo único e irreemplazable. Tenía el don de conmover", lo definió el locutor Marcelo Arbillaga.


Arbillaga es locutor de la radio LV16 de Río Cuarto, donde conduce las tardes de la AM 1010 en su propio programa, titulado La vuelta del perro. Pero además co-conduce el ciclo Rockeados, que se emite por el aire de la FM 93.9, Ranquel Stereo.

El hombre de radio había conocido a Romero en sus comienzos en la música, durante la década del ´90. En esa época, Arbillaga animaba los jueves en Square Café, una confitería del centro de la ciudad.

"Venían algunos coiffeurs, un músico en vivo que tocaba el teclado y algunas modelos. Yo le ponía mucha energía entre animación y sorteos", recordó.

Hasta que una noche se presentó el vocalista, quien realizó su debut informal en el mundo del cuarteto. 

"En uno de esos jueves apareció por primera vez un chico que tenía unos 17 años. Era muy educado, muy piola. Nos pidió cantar un tema", memoró.

Y resaltó una historia muy divertida.

"Empezó a cantar algunos éxitos de Miguel Alejandro. Y bailaba muy bien. Pero en un momento, entre la emoción y los nervios, hizo un paso y le pegó un cabezazo al micrófono. Todos nos reímos y él también. No me olvidé jamás de esa anécdota. Fue el inicio de su vida artística", evocó.

De a poco, Romero comenzó a instalarse en las noches de Square Café. Y a ganarse un lugar en la música de Río Cuarto. 

"Venía regularmente. Hasta que lo convocó Jorge "El Perro" Maidana, un extecladista de Pocho La Pantera que había formado su propia banda: Gelatina. Y fue un éxito absoluto", remarcó Arbillaga.


Pablo Luna, Walter Romero y Luis Castro conformaron una de las formaciones más exitosas de la Banda XXI.


Allí Romero dio sus primeros pasos como cantante profesional. Esa exposición generó que luego fuera convocado para transformarse en uno de los primeros vocalistas de Banda XXI, en 1999.

"Tuve la suerte de presentar el primer show, frente a la Catedral de Río Cuarto, en un escenario montado sobre calle Constitución", conmemoró el locutor.

Hace algunos días, luego de la tragedia, Arbillaga realizó un homenaje a Walter en su propio programa. En su memoria, leyó un texto al que tituló El pibe ruludo con ojos de mar.

"Me impactó. Era muy espontáneo y natural. Me llamó la atención la profundidad de su mirada. Un tipo único e irreemplazable. Tenía el don de conmover", lo definió el locutor.

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en vivo en la tarde del sábado 15 de abril de 2017.

1 comentario:

Archivo del Blog