post top

miércoles, 8 de junio de 2016

"EL CUARTETO EN BUENOS AIRES ES UNDER"

Matías Gómez, percusionista de La Ku-cha, contó las limitaciones que enfrentan los grupos que se dedican al tunga tunga en la Capital Federal. "Seguimos haciendo todo a pulmón", expresó.






El músico visitó el aire de Cumbia de la Pura por segunda vez en su carrera. En esta oportunidad, aprovechó para celebrar el aniversario número once de su agrupación. Y para presentar su primer material discográfico, titulado El viejo truco.

"El disco salió el 20 de noviembre, justo el día en que cumplimos 11 años. Una casualidad", consideró.

La placa, editada bajo el sello Leader Music, lleva el mismo nombre que una de las canciones que la integran. Una composición de Gómez junto a su socio artístico, el acordeonista Félix Oropel.

"El viejo truco es un tema que lleva letra mía y música de Félix. Se lo hice hace algunos años a mi señora. Es chistosa", la definió el músico, entre risas.


La portada del primer disco de la historia de La Ku-cha se titula El viejo truco y fue editado por Leader Music. 


A tono con la celebración, Gómez recordó los comienzos de la banda, fundada en 2004.

"En los primeros años éramos puro ensayo. Habíamos grabado un par de demos, pero no hacíamos nada porque no sabíamos cómo era la movida acá", apuntó.

Tanto Gómez como Oropel hicieron sus primeros pasos en la ciudad de Córdoba, al frente de bandas como Cachumba y Tinta China. Por ese motivo, al arribar a Buenos Aires, tuvieron dificultades para adaptarse a la lógica de la música local.

"Nos costó mucho armar la banda. Era imposible conseguir músicos de cuarteto; todos eran cumbieros. Poníamos avisos en el diario, donde buscábamos cantantes, bajistas, etcétera. Hasta que pudimos lograr una base", recordó. 

En consecuencia, se produjo el nacimiento de La Ku-cha. Una agrupación que mantiene la esencia de la ciudad en la que nació el tunga tunga. O por lo menos, así lo definió el propio Gómez.

"Es un cuarteto totalmente de Córdoba. No tiene nada de las cosas que se pueden a llegar a meter acá en Buenos Aires, donde se hace otro estilo, más comercial", arguyó. 

Y profundizó sus declaraciones, con respecto a los sonidos cuarteteros hechos en la Capital.

"Desde la percusión, arman diferente los temas. Hacen una mezcla de estilo dominicano con otros instrumentos, que no tienen nada que ver con lo que se hace en Córdoba. Mientras que nosotros tenemos una base y vamos a hacer lo que nos gusta", observó.


Matías Gómez, percusionista de La Ku-cha, visitó el estudio de Cumbia de la Pura y conversó con Lucho Rombolá, conductor del ciclo. 


Sin embargo, pese a las diferencias esgrimidas, La Ku-cha no ha logrado instalarse en el circuito tropical más vendible. Y se mantiene en un espacio independiente.

"Seguimos haciendo todo a pulmón. El cuarteto acá no es como en Córdoba; es todo under", manifestó.

Y describió algunos de los conflictos que deben afrontar quienes se manejan por su propia cuenta.

"Si te invitan a actuar en El Tornado, por ejemplo, te exigen que vendas unas 300 entradas para poder tocar. Pero el dinero se lo quedan ellos. Y cuesta mucho. Solo sirve para mostrarse", confesó.

No obstante, La Ku-cha continúa en búsqueda de la expansión. Quizás por eso se sumó a las filas del representante Agustín Lladser, un cordobés muy identificado con el cuarteto. En efecto, el empresario posee a la Banda XXI entre su staff de artistas.

"Él nos vendía cuando estábamos en Tinta China, en el 2000. Nos quedó el contacto y nos cruzamos en un show en Caseros. Nos pidió el disco, se lo llevamos y agarró viaje", explicó Gómez.

Escuchá la nota completa acá:



Matías Gómez, percusionista, y Gustavo Santaran, vocalista, celebraron los 11 años de La Ku-cha. Por eso posaron con la bandera de Cumbia de la Pura, un programa de festejos.

La entrevista fue realizada en vivo en la tarde del sábado 12 de diciembre de 2015.

2 comentarios:

Archivo del Blog