post top

viernes, 15 de mayo de 2015

"LA CUMBIA NO PRETENDE"

Pablo Coronel, director de la película Cumbia La Reina, opinó que la música tropical no exige nada a quienes deseen consumirla. "No te impone que sepas bailarla o conozcas al artista para disfrutarla mejor", consideró, de visita en Cumbia de la Pura.





El cineasta estrenó su obra en abril, durante la decimoséptima edición del Festival de Cine Independiente de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de un documental que retrata los 60 años del ritmo que se cumplirán en la Argentina, con sus múltiples variantes.

Coronel contó que su primer acercamiento al sonido ocurrió en su infancia, a través de la música que escuchaba su padre. "Mi viejo es de Santiago del Estero. Y siempre ponía algunos discos de Los Wawancó o El Cuarteto Imperial. Ahí le tomé un cariño sin quererlo", recordó.

Las canciones tropicales llamaron su atención. Y con el tiempo descubrió nuevos valores, que le parecieron de gran importancia.

"La cumbia reúne cualidades sociales y una potencia rítmica muy fuertes. Y me parece que su discurso y raíz son muy populares. Va más allá de un género; pasa a ser un movimiento", destacó.

A su criterio, la simpleza de la bailanta es lo que produce el éxito. "La cumbia no pretende. No te impone que sepas bailarla o conozcas al artista para disfrutarla mejor. Te invita a moverte. Es es un poder muy grande", enfatizó.

Sin embargo, al comenzar con la investigación previa al rodaje de la película, Coronel se encontró con un mundo nada sencillo. Se dio cuenta que la movida tropical incluye muchísimos sonidos, subgéneros, variantes y estilos.

"Es demasiado abarcativo. Cuando empecé, me di cuenta que era un monstruo. Fue un laburo que me llevó dos años y medio, con muy poco presupuesto", reveló.


Pablo Coronel, director de Cumbia La Reina, es entrevistado por Lucho Rombolá, conductor de Cumbia de la Pura.


La película comienza con un repaso por las primeras agrupaciones de nuestro país. Por ese motivo, el director entrevistó a Mario Castellón, líder de Los Wawancó, y los hermanos Juan de Dios y Octavio, Acosta Arias, integrantes de Los Fundadores del Imperial.

"Me parecieron tiernos, sensibles, que llevaban la música muy desde el corazón", los describió.

Luego, Coronel viaja a la ciudad de Santiago del Estero, la cual señala como a uno de los ejes de migración interna más destacada. En consecuencia, visita a Los del Trópico y hurga en la figura de Koli Arce.

"Me parece que Santiago tiene una historia de cumbia que no es conocida. Y que tiene un peso muy fuerte como para ser narrado", explicó.

Más tarde, el documental se enfoca en la década del ´90 y en la aparición de grupos tropicales en la televisión argentina.

"Fue una pequeña revolución en la cumbia. Y una mediatización del género; apareció un tsunami con un montón de cosas freaks, como bandas haciendo playback o seleccionadas por castings", concluyó.


El afiche de Cumbia La Reina, la película dirigida y guionada por Pablo Coronel, que fue estrenada en abril.


Después, la obra muestra el surgimiento de la cumbia villera, por lo que realiza un reportaje a Pablo Lescano, líder de Damas Gratis. 

Y llegando al final, ahonda en la fusión del ritmo con sonidos electrónicos. Como ejemplo, conversa con algunos DJ, como El Negro Dub y Sonido Martines.

"Una de las cualidades de la cumbia, es el poder de mutación que tiene. Y la era de los DJ generó una tecnocumbia o electrocumbia, que empezó a incluir a un montón de gente que no estaba interesada. Y formó un fenómeno propio", valoró Coronel.

Por último, el director cierra el film con una frase de la artista colombiana, Totó La Momposina. Y un concepto: que a la cumbia cada cual la interpreta como quiere.

"Termina con un final abierto; es mística lo que sucede. No hay verdades, sino que hay cumbia", deslizó.

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en vivo en la noche del sábado 2 de mayo de 2015.

6 comentarios:

Archivo del Blog