post top

martes, 16 de diciembre de 2014

"AMO A TRULALÁ CON MI VIDA"

Mauricio Cánovas, líder de Trulalá, se mostró feliz por los 30 años de su agrupación. "Todo el ambiente cuartetero esta de festejo", declaró el artista de la ciudad de Córdoba.







Para celebrar dicho acontecimiento, se realizó una cena de gala en la Sala del Rey, la misma noche del aniversario. Y al mismo tiempo, se programaron dos shows de cumpleaños en el Complejo Ferial de Córdoba, para vivir la fiesta junto al público. 

Mauricio se desempeña en los timbales y ejerce el liderazgo de la banda. "Además de liderar, me toca ser trulalero. Amo a Trulalá con mi vida", se entusiasmó.

La biografía del conjunto, al mismo tiempo, es la historia de su padre, Manolo Cánovas, quien fundó la orquesta en el barrio de Villa Azalais. El músico había integrado otras propuestas, como Cuore, Sucundín y Manolito y Los Santos. Hasta que en 1984 formó el proyecto que lo marcaría de por vida.

Lo bautizó Trulalá en homenaje a Hijitus, el dibujo animado creado por el artista Manuel García Ferré. Y al título que, por un tiempo, el grupo Chébere utilizó para actuar junto a Las Chichí.

"El nombre viene de ese famoso dibujito que nos ha hecho reír a todos. Y significa fiesta, alegría, felicidad. Pero además, mi viejo tenía una muy buena relación con El Negro Videla, a quien considero como un segundo padre", explicó Mauricio.


Los medios de difusión de Trulalá publicaron este banner para celebrar los 30 años de vida de la banda. A la izquierda, Manolo Cánovas, su creador, mira de reojo.


Su debut se produjo el 17 de noviembre de ese mismo año, en el escenario del club Unión San Vicente. Y al poco tiempo lanzó su primer material al mercado, titulado Mi tío es un ají. La ópera prima contó con la voz de Mario Gutiérrez.

"El primer disco de Trula es con Marito, que cantaba con mi papá en Sucundín. Empezó bien cuarteto, con canciones que tratan de la vida y la sociedad", recordó el entrevistado.

A mediados de la década del ´80, Manolo acertó en crear un estilo fiestero, con un sonido diferente. Generó un estilo moderno y una nueva alternativa para el público cuartetero, que se dividía entre dos grandes exponentes.

"Había una banda con un cuarteto refinado, que era Chébere. Y un solista fuertísimo, que era La Mona Jiménez. Y mi viejo, que era muy inteligente, se dio cuenta que tenía que encarar en el medio. Y de ahí se fue a todo el país", analizó Mauricio.


Mauricio Cánovas posa para la foto junto a los actuales vocalistas de Trulalá: David Ortiz, César "Neno" Aguirre y César Palavecino. 


Son muchos los cantantes que estuvieron al frente de la banda, a lo largo de su historia. Varios alcanzaron tal reconocimiento, que luego les valió para lanzarse como solistas o formar su propia agrupación. Edgar Efraín Fuentes (Gary), Sandro Gómez, José Moyano, el dominicano Jean Carlos, Javier "La Pepa" Brizuela (La Barra), Alejandro Ceberio e Iván Pedraza (ADN), son algunos de ellos.

"En Trulalá se aprende en un año, lo que en otro lado se tarda veinte. Lo que mi viejo dejó es una vidriera tan grande, que cualquier músico o cantante se arma un grupo. Por ejemplo, en la cena de gala, Sandro Gómez se emocionó muchísimo y dijo que hasta el día de hoy, después de 20 años, seguía llevando un plato de comida a la mesa", se manifestó Mauricio.

En la actualidad, los vocalistas de Trula son el sanluisino David Ortiz, César "Neno" Aguirre (ex Mega Track) y César Palavecino (ex Operación Triunfo 2).

Por último, se refirió al fallecimiento de su padre, el 4 de junio de 2000, un año después de haber sufrido un derrame cerebral. Paradójicamente, esa misma jornada, la Legislatura de la Ciudad de Córdoba declaró oficialmente una fecha para el tunga tunga .

"La verdad que en ese momento no me importó el Día del Cuarteto. Fue el peor día de mi vida. Trato de no recordar esa época, sino lo que era mi viejo: un señor con todas las letras", lo definió.

Escuchá la nota completa acá: 
 


La entrevista fue emitida en la noche del sábado 22 de noviembre de 2014.

8 comentarios:

Archivo del Blog