post top

miércoles, 19 de noviembre de 2014

"NO HAY UN NORTE PARA LOS ARTISTAS JÓVENES"

Antonio "El Ángel" Maldonado opinó sobre la situación de las nuevos grupos de música tropical del Paraguay. "Están manejados a gusto y capricho de los empresarios", sentenció el vocalista, durante la gira que Cumbia de la Pura realizó en la ciudad de Asunción.




Con su experiencia, el músico se animó a hablar sobre la situación del mercado guaraní. Y apuntó a los empresarios y productores, quienes fabrican bandas integradas por adolescentes.

"Reúnen a los chicos de veinte años que sueñan con estar en la televisión y les dicen que van a llegar al estrellato. Y les hacen grabar covers que ya están establecidos en otro país. Están haciendo un gran negocio, mientras que esos chicos, cuando salen de ahí, no están preparados para tocar otro ritmo. No hay un norte para los artistas jóvenes", declaró.

Según Maldonado, estos productos carecen de identidad propia. Y son un reflejo de artistas conocidos a nivel internacional.

"No hay creatividad. Acá todas las mujeres sueñan con ser como Ángela Leiva o Karina. Esa es la vidriera. Ninguna se mira al espejo y dice: "Quiero ser yo misma", expresó.


El Ángel Antonio empuñó su guitarra en el patio de su casa, en el barrio de Zeballos Cué. En la tranquilidad de su hogar, conversó con Cumbia de la Pura.


En los últimos años, en su país, se formaron agrupaciones con diversos ritmos y un público diferente, a las que identificaron como representantes de la cumbia pop. Los Kchiporros y Los Verduleros son las expresiones más fuertes del fenómeno.

Incluso, hay quienes aseguran que esta tendencia moderna desplazó a la cachaca, el ritmo tropical con más antigüedad en el país. 

Sin embargo, El Angel Antonio considera que se trata de un fenómeno comercial. Y que cuenta con el apoyo de los medios masivos de comunicación.

"Están empujados por poderes. Desde las nueve de la mañana, hasta las ocho de la noche, se escucha en la radio la cumbia de la misma empresa", acusó.

Y aseguró que la música tropical clásica del Paraguay, no se encuentra amenazada en lo más mínimo.

"La cachaca seguirá sonando en forma natural, sin esforzarse. En el Interior hay lugares donde no entra la cumbia. Solamente, se difunde y consume cachaca. Sin empresarios que le metan palo en el oído a la gente", explicó. 

Ante esta situación, Maldonado confesó que el monopolio de la música tropical, le genera un gran malestar.

"Los artistas que aramos con nuestro propio arado, sufrimos mucho. Si no pertenecemos a la rosca, no existimos", puntualizó.


Un momento de inspiración en la casa del Angel Antonio. Junto a su hijo Diego, quien lo acompañó en el acordeón, entonó una canción folclórica del Paraguay y su hit Maldita veleta.


Por otra parte, evocó sus inicios en la cumbia y su momento de esplendor, cuando compuso el tema Maldita veleta. La melodía "llegó a ser un suceso muy grande en el Paraguay", según lo definió.

Pero además, significó un grito de furia para los inmigrantes que viajaron a probar suerte a Europa. La inclusión de dos versos completos en su lengua originaria, fue la clave del éxito. 

"A la colectividad paraguaya que vive en España le prohíben hablar en guaraní. Tienen que hacerlo a escondidas de los patrones; sufren muchísimo el racismo. Y en una parte de la canción dice: "El que no conoce nuestro idioma, que se joda". Entonces, la gente gritaba con mucha bronca en las discos. Esa fue una satisfacción muy grande para mí", recordó.

El artista recibió a Cumbia de la Pura en su casa, ubicada en el barrio de Zeballos Cué. Entre varias charlas, un vino y varios acordes de guitarra, dejó extensas declaraciones.

Escuchá la nota completa acá:



El Ángel Antonio Maldonado es un cantautor que defiende la música tradicional del Paraguay y esboza declaraciones picantes. Por eso posa con la bandera de Cumbia de la Pura, un programa que se la banca.


La entrevista fue realizada el martes 21 de octubre de 2014 y emitida al aire en la noche del sábado 1° de noviembre del corriente.

4 comentarios:

Archivo del Blog