post top

viernes, 22 de agosto de 2014

"SIEMPRE FUI MÁS ORGULLOSO QUE PRÁCTICO"

Julio Cardozo, vocalista de Los Chakales, explicó porqué se alejó de los escenarios en lugar de hacer cumbia villera. "No podía cambiarme el disfraz y hacerme el turro", sentenció.






"Las modas van pasando y hay grupos que no se pueden adaptar. Algunos lo intentaron y no les quedó bien. Nosotros no íbamos a cambiar las canciones de amor. Siempre fui más orgulloso que práctico: no quería cambiar mi forma de hablar. Aunque tampoco se la hubieran creído", explayó.

Los Chakales abandonaron la movida tropical en 2001, en medio del fenómeno de la cumbia villera. Sin embargo, no fue el único motivo por el que se alejaron de la bailanta. La identidad de sus músicos, que provenían de otros géneros musicales, chocó contra la continuidad del proyecto.

"Algunos integrantes no eran de la cumbia. Así que cuando el trabajo empezó a aflojar, se fueron a perseguir su propio sueño. Los chicos eran rockeros, usaban ropa hardcore. Y terminaron una etapa. Sería muy difícil volver a reunirlos", recordó.


Uno de los recuerdos de oro de la movida tropical. Julio Cardozo, vocalista de Los Chakales, sonríe ante su público en 1996, su año de gran éxito.


Pero hubo otro aspecto que provocó la disolución: el conjunto se vio envuelto en la guerra entre los empresarios más poderosos de la movida tropical

Sucede que los hermanos Kirovsky, dueños de la disquera Magenta, perdieron el espacio televisivo en el que competían frente a la sociedad Fontana - Serantoni, productores de A Pleno Sábado. Y se quedaron sin difundir sus productos.

"Los Chakales habían nacido con el programa Tropicalísima, que salía en Canal 7. Pero por problemas administrativos, nuestra discográfica perdió ese programa. Y nos quedamos sin tele, porque en el Canal 2 no nos dejaban entrar. Los grupos de Magenta, en general, tuvieron un decaimiento", observó.

En los años siguientes, Cardozo se abocó a su estudio de grabación y sala de ensayo que montó en la zona de Quilmes. Pese a no continuar con la agrupación, siguió ligado a la música.


Los Chakales editaron La sigo amando en 2006 y marcaron un punto de inflexión. "Pasé del sentimentalismo a contar cosas más físicas", expresó Julio Cardozo, el vocalista.


Hasta que en 2006, el representante Carlos Altamirano le propuso lanzar un nuevo trabajo, adaptado a los tiempos modernos. Con letras diferentes y una base marcada, Los Chakales editaron La sigo amando, a través del sello Procom.

"Puse un bombo derecho. Y había temas que no había compuesto. Siempre me costó decir: "Vamos a bailar y a mover la cola". En ese disco me animé un poquito. Y pasé del sentimentalismo a contar cosas más físicas, que era lo que estaba de moda. Canté canciones que le hubiesen quedado mejor a otro", reflexionó.

Quizás por la diferencia en lo musical, el material no tuvo la repercusión esperada. Y la banda volvió a desaparecer.

"El disco no funcionó. A todos los artistas le dicen: "Volvé, queremos escuchar canciones nuevas". Y es mentira. Cuando voy a un baile me piden Casi la mato y Vete de mi lado. A los grupos la gente los identifica con una época de su vida", opinó.  


Esta es la nueva formación de Los Chakales, que regresaron a los escenarios en este año. Al medio, Adrián Jiménez y Julio Cardozo, lideran la agrupación.


Sin embargo, 2014 abrió una nueva etapa en la vida artística de la agrupación. Cardozo se reencontró con Adrián Jiménez, su socio artístico. Y juntos decidieron regresar al ruedo con Los Chakales. Incluso, el vocalista, sumó a su hijo Emanuel, para que se desempeñe en el segundo teclado.

"Vuelvo con mucha calma. No espero grandes cosas. La plata no es como antes, pero estamos muy cómodos. Tenemos muy buena repercusión en cada parte que vamos", enfatizó.

Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en vivo en la noche del sábado 16 de agosto de 2014.

11 comentarios:

Archivo del Blog