post top

miércoles, 18 de septiembre de 2013

"LOS MALOS REPRESENTANTES SON CÓMODOS"

Miguel Scivetti, secretario de la Asociación de Representantes de Artistas (ADRA), aseguró que hay apoderados que no hacen nada para frenar a los grupos truchos de la movida tropical. "Prefieren ganar menos y seguir trabajando", puntualizó.




"Los representantes tienen que tener un contrato firmado con su artista. Entonces, con ese papel, deben ir a la Justicia y prohibir que actúe el grupo trucho. Pero los malos representantes son cómodos", observó.

Scivetti respondió a la interpelación de Cumbia de la Pura, quien le transmitió el reclamo de algunos ex afiliados a la organización. Los apoderados habían argumentado, off the record, que abandonaron ADRA al no sentir un respaldo jurídico ante un hecho de plagio.

"La asociación no tiene que hacer un reclamo o juicio. Nosotros no podemos cortarle a nadie la libertad de trabajar, por que todos necesitan comer. Acá no existen los truchos", aclaró.

Según el secretario, los inconvenientes surgen cuando aparecen los intermediarios, quienes venden artistas sin una matrícula que los habilite.

"Si viene un colega y me dice: "Voy a revender a tu artista". Yo le tengo que decir: "Esperá que te firmo un papel, donde te autorizo a vender bajo mi responsabilidad". El problema es que se contratan números a amigos o parientes del representante. Entonces, ahí viene la confusión. Por eso hay que tener un contrato", declaró Scivetti, quien fue apoderado artístico de Alcides.




Y se refirió a un caso específico, en que dos representantes distintos dicen ser los dueños originales de una banda turra, la cual tiene dos versiones. Por un lado, El verdadero Nene Malo, liderado por Roy y Gaby, propiedad de Alejandro Banjay, titular de Assa Producciones y socio de ADRA. Y por el otro, el Nene Malo en el que trabajan Zeta y Seba, creado por Alain "Bachi" Zeballos, papá de Zeta.

"Nene Malo tiene un solo dueño. Lo que pasó es que al padre del chico le pusieron la plata para producir al grupo. Y autorizó al productor a vender al hijo y la banda. Él tiene el nombre, pero lo donó", afirmó Scivetti.

El secretario expresó que "cualquier persona o grupo económico utiliza a los artistas para ganar dinero, sin brindarle un beneficio". "Ahora hasta los medios de difusión quieren manejar a los músicos. Todo el mundo tiene un representante, solo que le dicen booking o manager. Pero se trata de lo mismo", manifestó.

E hizo hincapié en el registro de los apoderados, bajo el ala de ADRA. Por ese motivo, la asociación publicó una solicitada en la revista MDT de agosto, donde convoca a los representantes a afiliarse al organismo.


La solicitada que fue publicada por la Asociación de Representantes de Artistas en la edición de agosto de la revista MDT. "Queremos que esto sea cada vez más grande", dijo Scivetti.


"Trabajar legalmente y tener una matrícula le da prestigio al artista. Nosotros somos sus administradores, le damos una imágen a nivel nacional. Y este es el lugar donde se reúnen los representantes matriculados. Aquí van a tener personería jurídica y gremial", enfatizó.

Por último, expuso que la movida tropical está atravesando una época de crisis. Y que, por esa razón, es necesaria la unión de los representantes.

"Nosotros lo que hacemos es darle trabajo a los artistas. En estos últimos diez años, más de 3.400.000 personas se quedaron sin laburo en este rubro. Había más de 370 bailantas entre la Capital y el Gran Buenos Aires. Y solo quedan 25. Por eso, queremos que esto sea cada vez más grande. Y lo tenemos que lograr con los pibes jóvenes", deseó.


Roberto Di Muni, presidente de ADRA, sonríe junto a Miguel Scivetti, secretario de la organización. Ambos fueron electos, en junio de este año, al frente de sus funciones.


Escuchá la nota completa acá:



La entrevista fue realizada en el mes de agosto y emitida al aire en la noche del sábado 14 de septiembre de 2013.

1 comentario:

Archivo del Blog