post top

viernes, 15 de marzo de 2013

"LOS GRUPOS DE CUARTETO ESTABAMOS PROHIBIDOS EN LA DICTADURA"


Alberto Guillén, bajista de Chébere, se refirió a la censura que sufrió por parte del último gobierno militar. "Fue una época muy dura. No podiamos pasar la música por radio", expresó.








"Solo podíamos emitir la publicidad una hora por día, al momento de la siesta. Los grupos estábamos prohibidos. Por eso tuvimos que agregarle una batería a la banda: para que no parezca cuarteto y nos dejen pasar un tema de vez en cuando", explicó.

El conjunto se formó en 1974 y a los pocos años, para sobrevivir a la discriminación de los militares, tuvo que modificar su estilo. Para ello, además de la percusión, sumó un piano electrónico, un órgano, trompetas y un coro de voces femeninas. Los cambios provocaron una revolución dentro de la música de Córdoba.


Una de las variaciones fue la que impuso Angel "El Negro" Videla, quien fue pianista de Chébere durante los ´70 (y nada tiene que ver con el genocida Jorge Videla). El músico, que estuvo detenido durante la dictadura, comenzó a tocar su instrumento de parado, algo impensado para ese momento.



"Fue muy bueno, por que los músicos de esa época eran gente de edad. Entonces nosotros, que éramos más jóvenes, vestíamos trajes de colores y teníamos al pianista parado, le dimos más dinámica y alegría al cuarteto. Fue un cambio rotundo", consideró Guillén.





Otro de los movimientos que impuso la banda fue la figura del locutor. Eduardo "Pato" Lugones sorprendió al público con una fuerte presencia y una voz más actual.




"Mientras mejor era el locutor, mejor se animaba el baile. Y El Pato impuso un estilo, tiene una voz importante. No decía las cosas tradicionales, sino que trataba de usar términos modernos. Por ejemplo, en vez de decir: "Señoras y señores", decía: "Chicos y chicas", analizó Beto.

El bajista fue entrevistado por Cumbia de la Pura luego del último gran reencuentro organizado por Chébere, donde varios ex integrantes volvieron a compartir un escenario. Miguel "Pelusa" Calderón, Fernando Bladys, El Negro Videla y Rubens "Rubinho" Da Silva se subieron a cantar, el 10 de noviembre, sobre las tablas del estadio Mario Kempes.


Arriba: Pato Lugones, el brasilero Rubinho, Fernando Bladys y Beto Guillén. Abajo: El Negro Videla y Pelusa. El equipo de Chébere que salió al campo del Mario Kempes a comerse la cancha.


Alberto Guillén se concentra cuando toca el bajo. La noche del reencuentro del 10 de noviembre no fue la excepción.


También estuvieron presentes los actuales vocalistas de la banda, Julio "El Turco" Manzur, John García, Lucas Jerez y Lucas Mañez. Pero tal vez la presencia más importante fue la de Pelusa, quien se exilió en Estados Unidos en 2000 y retornó a la Argentina el año pasado.

"Su regreso fue un factor clave para el reencuentro. Hacía 12 años que no se lo escuchaba como parte de Chébere. El suspenso provocó que la reunión fuese una cosa bárbara. Despertó más expectativa de la que creíamos", confesó Guillén.


Miguel "Pelusa" Calderón regresó al país para continuar ligado a la música de cuarteto. Aquí se encuentra entonando en el reencuentro del estadio Mario Kempes.


Son muchos los fanáticos que creen que Pelusa hubiese sido mejor que Carlos "La Mona" Jimenez, en caso de no haber abandonado el país. Sin embargo, Beto tiene una apreciación diferente.

"No creo que hubiese sido superior a La Mona. La mística la creó el hecho de que se fue de la Argentina. No se lo escuchó ni se lo vió más; eso hizo que acrecentara su fama y el mito", declaró.

Escuchá acá la nota completa:

Alberto "Beto" Guillen by Bajista de Chébere on Grooveshark

La entrevista fue realizada en la noche del sábado 17 de noviembre de 2012.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Archivo del Blog